abogados Herencias y sucesiones Barcelona

Los niños sin escuela, como medida absolutamente necesaria, pero ¡cómo nos organizamos?

Todos debemos poner de nuestra parte para evitar que la pandemia del Covid-19 se propague más todavía. Por ello, es importante no perder la calma pero entender que es mejor evitar sitios públicos y quedarse en casa durante un tiempo, salvo que sea por estricta necesidad.

No obstante, ya es de por sí complicado que los progenitores separados o divorciados organicen un régimen de visitas cómodo para con los hijos en común cuando estos acuden al colegio con normalidad, intentando que no se altere el día a día de los menores -o lo mínimo posible- y teniendo en cuenta los horarios laborales de los padres.

Si además, añadimos que los niños no pueden -y no deben- acudir al colegio por un tiempo, ¿cómo facilitar que los progenitores divorciados/separados se organicen para cumplir con el régimen de visitas?

Es evidente que, en la situación que nos encontramos a día de hoy con la pandemia del Covid-19, tenemos que tomar todos medidas.

Sin embargo, no podemos obviar que resultará complicado a las familias poder organizarse en su día a día, más aun, si los progenitores están separados/divorciados.

El régimen de visitas que tienen establecidos los progenitores con los hijos, debe llevarse a cabo si no se ponen de acuerdo las partes, pero la situación actual es posible que no lo permita; ya sea por horarios laborales de los progenitores -si les resulta imprescindible asistir-, trayectos, etc.

Como es sabido por todos, es imprescindible evitar que los niños se queden al cuidado de sus abuelos, ya que éstos presentan más posibilidades de complicaciones si fueran contagiados por el Coronavirus debido a su avanzada edad.

Por ello, desde el BUFETE DE ABOGADOS CASTELLS aconsejamos a los/las progenitores/as divorciados o separados, la redacción de un acuerdo privado en el que se refleje un régimen de visitas específico y de carácter provisional para el tiempo que dure toda esta situación, a fin de facilitar la organización doméstica, horarios laborales, y evitar contacto con personas más vulnerables; permitiendo así, que los progenitores no se vean en la obligación de cumplir con un régimen de visitas establecido que probablemente sea imposible de llevar a la práctica durante un tiempo.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.